15 marzo, 2017 10:11

Francisco: “Es un pecado gravísimo dejar gente sin trabajo para hacer negocios”

“El trabajo nos da dignidad. Los responsables, los dirigentes tienen la obligación de que cada hombre y mujer pueda trabajar, pueda ir con la cabeza alta y pueda mirar a los ojos a los demás con dignidad”, afirmó el Papa.

papa francisco

Frente a cientos de trabajadores que se hicieron presentes en la audiencia de este miércoles en el Vaticano, el papa Francisco aseguró que se comete un pecado gravísimo cuando se “quita el trabajo” a las personas para realizar “maniobras económicas o negocios poco claros”.

Francisco habló así en la Plaza de San Pedro, tras mostrar su solidaridad con un centenar de trabajadores de la sociedad de televisión de pago Sky Italia, quienes se encuentran en plena lucha y movilización tras la decisión de la sociedad de realizar unos 200 despidos y obligar a la movilidad a unos 300 trabajadores de Roma a la sede de Milán.

“El trabajo nos da dignidad. Los responsables, los dirigentes tienen la obligación de que cada hombre y mujer pueda trabajar, pueda ir con la cabeza alta y pueda mirar a los ojos a los demás con dignidad”, afirmó en un discurso improvisado tras saludar a los trabajadores de Sky Italia.

Aseveró que “si por maniobras económicas o para hacer negocios no claros se cierra una fábrica o una sociedad empresarial y se quita el trabajo a los hombres, esta persona comete un pecado gravísimo”.