Disparó a su pareja porque no quería tener sexo: quedó libre

97 Visitas
Violencia-de-género

Dramático relato. Por el aberrante hecho de violencia de género, el joven entrerriano no irá a prisión, según decidió la Justicia.

violencia_de_genero_7

La causa por un terrible hecho de violencia de género llegó a una sentencia excarcelable ayer en Gualeguaychú.

El agresor tiene 25 años y tras la denuncia de los tormentos que sufrió la víctima, fue condenado a seis meses de prisión condicional por lesiones leves doblemente agravadas por la relación de pareja y por violencia de género, y amenazas simples.

Es una historia trágica. Una de las tantas que ocurren a menudo, y que muchas veces no se difunden porque suceden puertas adentro. El miedo y la vergüenza se complementan para que ciertas mujeres no denuncien los pesares, pero hay casos donde se rompe el molde y salen a la luz relatos estremecedores, como el que le tocó vivir a una joven mujer a manos del padre de sus hijos.

Todo sucedió el pasado 10 de febrero en una estancia situada en el camino Rojas, a poco de la Ruta 16. Luis Alberto Matevé inició una discusión con su pareja a causa de que la joven no podía mantener relaciones sexuales debido a una orden médica. Esto enfureció al condenado, que la tomó de las muñecas y la amenazaba con quebrárselas porque “no servía como mujer” y que era “una puta”.

Matevé empujó a la joven y le dio un golpe de puño en el abdomen. Tras dejarla tirada, la víctima escapó, salió de la vivienda familiar y se refugió a pocos metros, donde hay unos galpones. Desde allí esperaba ser auxiliada por su madre.

Pero hasta ese lugar la siguió el agresor, que se armó de un rifle aire comprimido para atemorizarla. Comenzó a disparar al techo del galpón, mientras seguía con la discusión, hasta que al cabo de unos minutos se abalanzó sobre mujer y le apoyó el arma en el abdomen. La amenazaba continuamente y ejecutó un disparo, pero afortunadamente la víctima no salió herida de esa agresión.

Luego de ello, la mujer juntó a sus hijos y una prima de su pareja, que fue testigo de todo lo ocurrido, abandonó el lugar, mientras Matevé le gritaba: “ya te voy a buscar, me llevaste lo que más quería”. Inmediatamente se realizó la denuncia y el médico de la policía constató un hematoma en la muñeca izquierda y otro en la derecha, que en cierta forma sirvieron como evidencia para sostener el relato de la denunciante.

El joven recibió una pena de prisión condicional de sólo 6 meses, que se acordó en un juicio abreviado entre su defensor Pablo Di Lollo y la fiscal Natalia Bartolo, favorecido por la falta de antecedentes. Pero Matevé deberá cumplir por el término de dos años una serie de medidas de coerción que si llegara a violar convertirán la condicional en una pena efectiva.

Fuente: El Día

Que opinas?

No te pierdas las noticias Segui a C24N y mantenete informado!
Loading...
0/5 - 0
You need login to vote.
Archivado en