29 enero, 2019 10:14

En Paraná cerraron en diciembre entre 10 y 12 negocios por día

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), delegación Paraná, reconoció que durante el último mes de 2018 cerraban diariamente en la ciudad entre 10 y 12 pymes comerciales. Se trata de negocios dedicados a la venta de indumentaria, almacenes, kioscos, por mencionar algunos rubros que conforman casi el 97% del mercado en la capital provincial. Así lo aseguró el representante de Apyme en la comisión directiva nacional, Aldo Bachetti.

Según el dirigente, el nivel de ventas en el mismo período cayó en un 35% a un 45% en diferentes rubros y consideró que este escenario de crisis se puede explicar por el aumento de las tarifas, la permanente aceleración de precios y la caída del consumo.

Para la gente es prioridad pagar la luz, el gas y otros servicios esenciales. Cuando el ciudadano tenía un salario que mínimamente lo acompañaba, se gastaba. Lo que este Gobierno hizo fue sacar el consumo, que es lo peor que puede hacer para las pymes. Las pymes viven del consumo y si no hay consumo, las pymes no tienen razón de ser. Al haber menos plata para gastar, las pymes reciben menos clientes del otro lado del mostrador y le llegan por debajo de la puerta las tarifas con precios exhorbitantes, reveló en su diagnóstico.

Para Bachetti la reducción en las ventas se traduce casi en forma inmediata en el despido de personal, aunque con el paso del tiempo no queda más alternativa que bajar las persianas del negocio. Las pymes de Paraná tienen entre 5 y 10 empleados, y hacen lo imposible para mantener la fuente laboral. Pero se termina cerrando indefectiblemente.

Apyme Paraná cuenta en la actualidad con alrededor de 100 asociados y es la única entidad empresaria de primer grado de su tipo en la provincia. «Los embargos crecen por miles de la AFIP, siendo que el problema es producto de un mal gobierno y una empresa que es del Estado aprieta. Se realizan inspecciones y es muy difícil que hoy en día se pueda tener una cuenta sin saldar.

De acuerdo a previsiones de la conducción de Apyme, en 2019 se mantendrán los niveles de retracción económica y por ende, caerá la demanda del mercado interno.

FUENTE: DIARIO UNO