14 marzo, 2019 10:53

Investigan el desvío de fondos de la campaña provincial de Cambiemos de 2015

El titular de la Anses en Paraná está sospechado por el desvío de fondos de la campaña electoral. Se trata de Enrique Susevich, que no pudo explicar el uso que se le dio a 1,6 millones de pesos que el Estado aportó a Cambiemos para la impresión de boletas. El funcionario se defendió a través de un comunicado.

El Ministerio Público Fiscal inició una investigación penal preparatoria por el presunto desvío de fondos de la campaña electoral del frente Cambiemos durante la campaña electoral de 2015 en la provincia de Entre Ríos.

En la mira de la justicia quedó Enrique Isaac Susevich, que fue responsable económico y financiero de la campaña electoral de Cambiemos en 2015, sospechado por la presunta comisión del delito de peculado, es decir, el uso de fondos públicos para un fin distinto al que se les había asignado. Concretamente, el dirigente radical recibió dos subsidios, por un monto total de 1.642.999,94 pesos, que el Estado le asignó al partido para la confección de boletas para las elecciones primarias y generales en la provincia.

Susevich es actualmente titular de la delegación local de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) e integra el comité de campaña de Cambiemos en la provincia de cara a las próximas elecciones.

La investigación quedó a cargo de los fiscales Juan Francisco Malvasio y Santiago Brugo, a partir de un informe del Tribunal de Cuentas en el que se mencionan inconsistencias en la rendición que hizo el partido respecto del destino que se le dieron a esos fondos.

En la documentación remitida al Ministerio Público Fiscal surge que el dinero que debía ser utilizado para la impresión de boletas fue desviado para otros fines. “Los comprobantes no se corresponden con el destino previsto para tales sumas”, se consignó en el expediente que se tramitó en el organismo de control y que está concluido y listo para dictar sentencia desde diciembre de 2018, según se indicó a Página Judicial.

En 2015, el gobierno provincial entregó subsidios a los partidos políticos para solventar los gastos de confección e impresión de boletas para las elecciones provinciales, que se realizarían en forma simultánea con las nacionales.

Mediante el Decreto Número 2.892, fechado el 25 de agosto, Susevich recibió 1.027.687,04 pesos, como “responsable económico financiero” del partido Cambiemos con la obligación de que ese dinero debería utilizarse para “solventar los gastos que demandó la confección de las boletas partidarias para competir en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias que se celebraron el 9 de agosto con cargo de rendir cuentas ante el Tribunal de Cuentas de la provincia”.

Luego de las elecciones primarias, Cambiemos –al igual que el resto de los partidos– recibió un segundo “aporte no reintegrable” por una suma total de 615.312,90 pesos “con destino a la confección de boletas partidarias de sufragio para el acto comicial” del 25 de octubre, “con cargo de rendir cuentas ante el Tribunal de Cuentas de la provincia”, de acuerdo a lo establecido en el Decreto Número 3.743, fechado el 14 de octubre.

Sin embargo, al momento de efectuar la rendición de cuentas, Susevich rindió una parte de los fondos con facturas de impresión de boletas y otra parte con comprobantes de “otros gastos”. El dirigente explicó que las boletas para las primarias se imprimieron el 9 de agosto y el subsidio recién le fue asignado el 25 de agosto, lo que no explica por qué se invirtió el dinero “en otros fines”.

Esa y otras inconsistencias motivaron “observaciones” por parte de la contadora Lucrecia Zuttión, fiscal del Tribunal de Cuentas, en virtud de que los documentos presentados para justificar el gasto “no se corresponden con el destino previsto para tales sumas”. Pero Susevich, como responsable económico y financiero de la campaña de Cambiemos, no enmendó aquel desliz ni aportó otros comprobantes que justificaran el gasto.

El asunto transita por la instancia administrativa y ahora también por la vía judicial. El juicio de cuentas que tramita ante el Tribunal de Cuentas está a despacho para dictar sentencia desde diciembre de 2018. Este miércoles, los fiscales Malvasio y Brugo abrieron la causa judicial y solicitaron al organismo de control que les remita el expediente administrativo y al Poder Ejecutivo que envié copia certificada de los decretos que más arriba se publican.

Susevich se defiende

El titular de Anses Paraná salió a aclarar que “de ninguna manera” hubo un desvío de fondos en la campaña 2015 de Cambiemos, donde se desempeñó como responsable económico de la coalición.

“Está toda la documentación presentada y todos los gastos rendidos como corresponden”, dijo y atribuyó las denuncias mediáticas “a una campaña sucia” contra Cambiemos.

“Hice todo como correspondía y les aseguro que no hubo ningún desvío de fondos”.

En este sentido, Susevich dio cuenta de las notas que presentó al presidente del Tribunal de Cuentas, Federico Tomas, y a la contadora del Tribunal de Cuentas, Lucrecia Zuttión, en las que responde a los requerimientos del organismo en lo que respecta a rendición de cuentas de la campaña electoral en cuestión.

“Todas las facturas fueron abonadas mediante cheques conforme al Resumen de la Cuenta Única Bancaria abierta a nombre del frente electoral, donde fueron depositados los fondos públicos rendidos conforme los conceptos manifestados”, explicó en un comunicado de prensa.

Susevich adjunta planillas el destino del subsidio por 1.027.687,04 pesos que el Ejecutivo provincial otorgó en agosto de 2015 y el de 615.312,90 pesos que otorgó en octubre del mismo año.

“No somos todos lo mismo. Nosotros actuamos con total transparencia y tengo toda la documentación para demostrarlo. Esto es claramente una campaña sucia que algunos sectores, que evidentemente están nerviosos, montan a poco más de un mes de las elecciones primarias”, afirmó.

Fuente: Página Judicial – Página Política