19 marzo, 2019 8:50

Los fabricantes de maquinaria agrícola contradicen a Expoagro: «Estamos preocupados»

La Cámara que nuclea a las empresas del sector reclamó por la falta de financiamiento. Alerta por despidos en el polo agroindustrial.

La semana pasada las autoridades de Expoagro aseguraron que en la edición 2019 se generaron operaciones bancarias y solicitudes de créditos a los bancos por una suma aproximada de 60 mil millones de pesos.

El dato lo dieron a conocer Martín Schvartzman, Alberto Marina y el intendente de San Nicolás, Manuel Passaglia, en una conferencia donde estuvo LPO en la que realizaron el tradicional balance de la mayor muestra del campo.

Dentro de los u$s 60 mil millones negociados se cuentan, según dijeron, operaciones de compra y venta directas de maquinaria agrícola, equipos, insumos y solicitudes de créditos en el marco de una cosecha récord de 140 millones de toneladas.

El presidente del directorio de Exponenciar, que integran los diarios La Nación y Clarín, Alberto Marina, comentó a modo de cierre que «esto evidencia que el productor agropecuario está decidido a invertir impactando en toda la cadena de valor».

Sin embargo, la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA) salió al cruce del optimismo que se vivió en Expoagro. «Hay una gran preocupación en el sector por la falta de soluciones a la necesidad de financiamiento», apuntaron.

«El Estado debería obligar a las entidades bancarias para que un cupo de la cartera se destine a créditos de inversiones productivas», señaló Raúl Crucianelli, presidente de CAFMA. «Necesitamos el impulso que la financiación brinda a la exportación», agregó.

Las encuestas que mostraron en Expoagro relevaron que un 51% de los empresarios avanzó en negociaciones, un 30% recibió pedidos de cotización, un 13% encontró interés para recibir inversión y un 4% avanzó en convenios de asociación.

«No se trata de obtener subsidios, nos hemos casi olvidado de esto, estamos pidiendo por créditos a tasa normal y competitiva destinada a productores», indicó Crucianelli explicando el momento delicado que vive el sector de maquinaria agrícola.

El año pasado las ventas de cosechadoras cayeron más de un 50% respecto a 2017 debido a la falta de créditos y a la pérdida del poder de compra de los productores agropecuarios debido a la peor sequía de los últimos 70 años.

En 2018 la importación de sembradoras sumó u$s 3,91 millones versus u$s 16,8 millones en 2017. Las exportaciones, en tanto, generaron en 2018 ingresos por u$s 5,23 millones contra 8,27 millones el año anterior, según datos del INDEC.

Los organizadores de Expoagro afirmaron que en la edición 2019 hubo 270 reuniones en las cuales se estimó un intercambio de u$s 8,3 millones. El valor negociado por participante se ubicó en u$s 163 mil y participaron 63 firmas de maquinaria.

En este contexto, en el polo agroindustrial de la zona de influencia de Rosario también hay preocupación por la caída de la actividad. El Sindicato de Obreros Aceiteros alertó que hay 3 mil puestos de trabajo en riesgo en la región.

«Hoy las plantas aceiteras están trabajando a un 50% de su capacidad por la falta de producción con valor agregado y un gobierno que mira para otro lado», aseguró Sergio Díaz, vocero del gremio recién mencionado.

Por el momento ya hubo 44 despidos en Cargill y 60 en Bunge, mientras se multiplican los problemas en Timbúes, General San Martín, San Lorenzo, Capitán Bermúdez, Granadero Baigorria, Gobernador Gálvez, Alvear, General Lago y Arroyo Seco.

Fuente: La Política Online.