13 junio, 2019 19:43

La UCR uruguayense permitió agregar “Cambiemos” a su sede y dos años después tiene que quitarlo

El radicalismo de La Histórica avaló que se agregue la palabra Cambiemos debajo de la sigla partidaria. Dos años después, Cambiemos dejó de existir nacionalmente y la alianza pasó a llamarse “Juntos por el Cambio”. ¿Volverán a modificar el nombre?

Si un o una uruguayense alejad@ de la discusión política caminaría por afuera del edificio ubicado en calle Artigas 182 podría pensar que allí existe un partido político, la UCR Cambiemos. No obstante, ese partido político nunca existió. El centenario partido se llama Unión Cívica Radical (UCR) y esa es la dirección de su sede departamental.

Sin embargo, en el 2017, a instancias de la conducción de la UCR del departamento, que comandaba el uruguayense diputado provincial José Antoni0o “Pepo” Artusi, se militó y consiguió el apoyo para incorporar la palabra “Cambiemos” debajo de la sigla UCR que ya estaba desde antes.

Dos años, a junio del 2019, Cambiemos dejó de existir nacionalmente porque la alianza entre el Pro, la UCR y el GEN, entre otros partidos, se inscribió ante la justicia como “Juntos por el cambio”.

En el 2017, la sede partidaria no pertenecía al radicalismo uruguayense, Ernesto Bulay, el titular del partido por esos tiempos ya que era propiedad en los papeles del grupo político radical “Rodríguez – Artusi”. La historia da cuenta de que el edificio era propiedad de la UCR hasta 1976 y que para protegerlo durante el proceso de la dictadura se lo cedió a los Rodríguez – Artusi. Unos 35 años después, en noviembre del 2018, devolvieron la titularidad del edificio a los radicales.

El radicalismo uruguayense, entonces, permitió que se le cambie su nombre a la sede por UCR Cambiemos, lo que podría ser un ninguneo o mal trato hacia la identidad propia.

Los retrocesos del radicalismo respecto a su simbología llegó al punto que menos de dos años después de permitir adosar Cambiemos a su propia sede, los boinas blancas deberán discutir si dejan solamente su sigla «UCR» o si la cambian por “Juntos por el cambio”, a la espera de la llegada de un nuevo frente electoral que modifique, una vez más, el nombre de la sede.

Fuente: Babel.